¿Qué Dieta Realmente Funciona?

Compartir

Si eres de las personas que han vivido a dieta casi toda su vida, que han intentado de todo sin resultados satisfactorios o que han conseguido bajar de peso pero poniendo en riesgo la salud o incluso sacrificándola, te voy a explicar por qué las dietas restrictivas no funcionan, lo que realmente funciona y de por vida es “Cambiar de Hábitos”.

Primero debemos reconocer que somos el resultado de nuestras hábitos y que después de los 35 años tenemos el cuerpo que merecemos o el que hemos construido a partir de lo que nos hemos alimentado. La obesidad y el sobrepeso son responsables de la mayoría de las enfermedades a las que nos enfrentamos en la actualidad. Recuerda que lo primero que se inflama son nuestras células y esto trae como resultado enfermedades.

Si queremos encontrar equilibrio en nosotros tenemos que reconocer que somos seres integrales: somos cuerpo, mente y espíritu y solo trabajando en estos 3 aspectos es que podemos experimentar el verdadero bienestar.

Pero aquí te van algunos ejemplos de dietas y la razón por la que no funcionan. Al final te daré la única solución saludable y natural para conseguir tu mejor versión por el resto de tu vida: “Cambiar de Hábitos”.

1 – Dietas que cuentan calorías

Es bueno pero no es lo mejor ya que no es preciso. No es lo mismo consumir 100 calorías de fruta, verdura y cereales que 1000 calorías en pastelitos, en bollería industrial. Con este tipo de dietas la gente suele cubrir la cantidad de calorías diarias que se le indica, pero con alimentos de bajo nivel nutricional. Esto acarrea desequilibrio y problemas de salud. Pueden bajar de peso pero el rebote será inminente y la desnutrición también puede ser una consecuencia. En resumen, puedes terminar peor que como empezaste.
En toda dieta debe existir un balance en los alimentos.

2 – Dietas que excluyen grupos de alimentos

Los sabores son algo que nos equilibra por dentro. Dulce, salado, ácido, amargo y umami. Si retiras uno de estos sabores de tu dieta, al momento de incluirlos de nuevo, tu cuerpo comenzará a recuperar el peso perdido.

3 -Dietas que no se enfocan en mejorar nuestra salud

Con este tipo de dietas nos referimos a las famosas pastillas que suprimen el apetito. Además del desequilibrio que pueden generar en nuestro organismo, al dejar la pastilla se duplica la ansiedad, la gente empieza a comer mucho más y gana el peso perdido.
Para bajar de peso necesitamos nutrir correctamente nuestro cuerpo y tener un estilo de vida saludable.

4 – Dietas que no se enfocan en el cambio de hábitos

La mayoría de las dietas fracasan porque no se enfocan en el cambio de hábitos. Hoy en día, mucha gente huye de la palabra “dieta”. Se han convencido de que no tienen fuerza de voluntad y se han resignado al peso y los problemas de salud que tienen.

Adicción a los alimentos

Sí, ese pretexto que quizás llegaste a poner muchas veces en tus intentos fallidos por bajar de peso es real. La adicción a los alimentos existe, al azúcar, los carbohidratos refinados, las grasas trans y el exceso de sal, estos son más adictivos que la cocaína y la heroína. Esta mezcla de ingredientes (azúcar, grasa trans y sal se encuentran en un aditivo llamado “glutamato monosódico” (GMS, MSG en inglés) y está presente en el 80% de los productos que compras en el súper (embutidos, enlatados, enfrascados, comida rápida, congelada, chatarra) en todo lo industrializado. Este aditivo funciona como potencializador de sabores y genera en nuestro cerebro algo llamado “bliss point” o “fórmula de la felicidad” y es lo que lo hace adictivo. Evidentemente es un término burlón, porque la adicción no puede hacer feliz a nadie y mucho menos sus consecuencias.

¡Conclusión y lo que sí funciona!

¡Cambiar de Hábitos!

lo que funciona para bajar de peso es cambiar de habitos

Lo que nos puede ayudar a bajar de peso, a desintoxicarnos, a restablecer el equilibrio en nuestro cuerpo y a conseguir salud y longevidad con calidad de vida es “Cambiar de Hábitos”. Adoptar un estilo de vida saludable.

Tenemos mucho que desaprender  y mucho por aprender. La mayoría hemos basado nuestra vida en mitos y paradigmas que nos han llevado a desconectarnos con nuestra naturaleza y esto ha traído como consecuencia enfermedad.

Cambiar de hábitos te ayuda a:

– Desintoxicar tu cuerpo
Recuperar energía
Mejorar tu figura
Mejorar tu salud
Conseguir paz interior
Frenar el envejecimiento prematuro
Crear hábitos saludables para tu longevidad y calidad de vida


Compartir

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

× ¿En qué te puedo ayudar?