BIENESTAR

hombre feliz, sonriendo
Se pasa la vida tan rápido y gastamos tanto tiempo preocupándonos por cosas que nunca suceden o que son inevitables...
El secreto para sanar es perdonar sin olvidar. ¿Sanes por qué?