¡Vamos a la Zona Rosa! Datos Curiosos e Historia

0
779
zona rosa, barrio gay lgbt en la ciudad de mexico

Llega diciembre y con el mes, llega también un nuevo periodo vacacional. ¿No tienes tiempo ni dinero para salir de vacaciones a exóticas regiones del planeta? Si vives en México no le busque más. Tienes la «Zona Rosa«, el barrio gay por excelencia de la capital azteca. ¿Cuantos recuerdos y anécdotas nos inundan a muchos al hablar de la Zona Rosa? Y sin embargo aún hay muchos que no conocen su interesante historia y su influencia cultural, más allá de ser una «zona llena de antros, bares, cafeterías, sex shops y atracciones de la comunidad LGBTTTI». Conozcamos más de este fascinante rincón de la metrópoli mexicana.

*¿Donde está?

Está ubicada en la colonia Juárez, dentro de la alcaldía Cuauhtémoc, cercana al centro de la capital mexicana. Está delimitada al norte por el Paseo de la Reforma, al sur por Avenida Chapultepec, al oeste por Avenida Florencia y al este por la Avenida de los Insurgentes.

*¿Cual es su origen?

No es una colonia como tal. Como ya se mencionó, es una zona dentro de la colonia Juárez. Aproximadamente en los años del Porfiriato, la Colonia Juárez se convierte en lugar de residencia de muchos diplomáticos, funcionarios y embajadores extranjeros. De ellos provienen los nombres de las calles, que evocan a las grandes urbes europeas. Entre los años 1940’s y 1950’s, (la época de crecimiento masivo de la Ciudad de México, el «Milagro Mexicano»), la región comenzó a llenarse de comercios e inmediatamente es invadida por la vida nocturna y la bohemia. Bares, restaurantes, cafeterías, librerías y galerías de arte invadieron sus calles. Su estilo arquitectónico deriva de una mezcla entre el eclecticismo y el Art Nouveau.

*¿Y ese nombre?

Hay varias fuentes que debaten el origen del nombre de la zona. Algunos le atribuyen el nombre al periodista Agustín Barrios Gómez. El autor Carlos Fuentes decía que el nombre provenía de cuando, en alguna época, muchos edificios de la zona estaban pintados de color rosa. El artista plástico José Luis Cuevas decía que lo “rosa” provenía de la mezcla de los colores blanco y rojo. La zona era blanca (familiar y pacífica) durante el día, pero de noche, su bohemia la teñía de rojo, una especie de zona roja. Pero el mismo Cuevas en muchas ocasiones mencionó que la bautizó así en homenaje a la rumbera cubana Rosa Carmina, estrella del cine mexicano.

Rosa Carmina «Su Majestad La Rumba», importante actriz y vedette de origen cubano y figura icónica del llamado Cine de Rumberas mexicano. De acuerdo a algunas fuentes, a ella le debe la Zona Rosa su nombre.

*¿En que momento se volvió tan concurrida?

Fue a partir de la década de los 1960’s, cuando la zona comienza a convertirse en un crisol y punto de referencia en diversos aspectos de la vida de la capital mexicana, desde el social, hasta el artístico, intelectual y recreativo. Importantes iconos de la cultura mexicana comienzan a deambular por sus calles y convirtieron muchos de sus bares y cafeterías su base de operaciones. Salvador Novo, Carlos Fuentes, José Luis Cuevas, Juan José Arreola, Carlos Monsiváis y otros más se convirtieron en los anfitriones perfectos de sus bohemias y tertulias en sus bares, cafeterías, galerías y peñas. Por allí también andaba la inolvidable Pita Amor vendiendo sus versos en las calles y pidiendo alguna «copita» a los clientes de bares y restaurantes a cambio de un poema.

La poetisa mexicana Guadalupe «Pita» Amor. No sería justo hablar de la Zona Rosa sin mencionar a la llamada «undécima musa», uno de sus más icónicos visitantes.

*¿Y por qué se volvió LGBTTTI?

Todo ocurre en la década de los 1970’s, en un México sumido de lleno en la Revolución Sexual, que estaba en efervescencia en todo el globo. En 1976 abre sus puertas El Nueve, aquel mítico bar gay de la calle de Londres, que marcó historia en el movimiento gay en la capital mexicana (recién re abrió sus puertas, luego de tres décadas). Después de El Nueve, la Zona Rosa se llena de opciones similares de entretenimiento y cultura LGBTTTI. Poco a poco, sin pretenderlo, pasó de ser un gueto de la diversidad sexual de la capital mexicana, a transformarse en un auténtico centro cultural del movimiento sexualmente diverso de México, al nivel de recintos como Castro, en San Francisco, E.U. o Chueca de Madrid, España, solo por poner algunos ejemplos.

Hoy en día, la Zona Rosa también comparte sus calles con el asentamiento coreano más importante de la capital mexicana. Pero ni siquiera el auge de otras zonas de gran influencia comercial de la capital mexicana (como el corredor Roma-Condesa), han podido eclipsar el esplendor de la Zona, y nunca han gozado de ese aura de glamour, pompa y sofisticación del que alguna vez se tuvo en este lugar, muchos afirman que sus mejores años ya han pasado.

Así es que no hay escusa. Si tienes oportunidad visita la Zona Rosa, uno de los tantos lugares mágicos que encierra en sus fronteras la megalópolis del Valle de México.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here