4 Tips si piensas irte a vivir con tu pareja … ¿Tienes que leer esto!

tips para vivir en pareja gay

Hay personas que cuando comienzan una relación de pareja, de inmediato se ven desempolvando las maletas, preparando la mudanza y adoptando mascota. Esto no es cuestión de edad, sino de personalidad y de inteligencia emocional. ¿Será lo correcto? Cada relación es diferente, pero vale la pena considerar los siguientes puntos:

Antes que otra cosa, recuerda que la pasión, la buena cama no lo es todo y menos a la hora de convivir con alguien de día y de noche.

1.- Al empezar a vivir en pareja estamos conscientes de que compartiremos cosas y espacios pero casi nunca tomamos en cuenta que también tenemos que compartir los gastos. De principio cada quien se va ofreciendo a pagar ciertas cosas, a veces él el súper y tu la renta o tú la luz y él el internet, pero como no es un acuerdo preestablecido, un día se quedan sin gas y entonces hay una discusión acerca de a quién le tocaba pagarlo. Como nadie quiere tener la culpa, al momento de la discusión sale el tema de quién aporta más y se pueden poner las cosas color de hormiga.

Pero tranquilos, hay una forma de evitarlo. Por incómodo que resulte, hablen del dinero, de cómo se repartirán los gastos, sean honestos sobre cuánto está en sus posibilidades aportar e incluso hablen sobre sus sentimientos de desigualdad en las aportaciones. Es un tema complicado de abordar y no les voy a mentir, incluso es incómodo, pero es muy importante que no pase desapercibido y también es importante que al hablar de esto no lo hagan enojados, que ambos se muestren con mucha apertura y disposición a la negociación. Recuerden que una pareja está para apoyarse, no para competir.

tips para vivir en pareja gay

2.- No tengan miedo a decir que algo de lo que les hace su pareja durante el sexo no les gusta, pues no vale la pena mentir, finalmente serán ustedes mismos quienes disfruten o parezcan el revolcón. Claro que debemos tomar en cuenta que es un tema sensible y que nuestra intensión no es hacer sentir mal a nuestra pareja, para esto, es necesario buscar el momento y la forma adecuada, ser intuitivos y sensible. La finalidad es mejorar la comunicación y la relación, no decidir quién es mejor amante que el otro.

3.- No demos por echo nada, ni cosas ‘buenas’ ni cosas ‘malas’. A veces en una plática sin importancia detectamos cosas de nuestra pareja que nos hacen ruido y en lugar de verificar con él por qué lo dijo, si era broma o de verdad es su forma de pensar, damos por hecho lo que es más fácil de asimilar para nosotros, por ejemplo, pensamos: ‘jajajaja que buena broma’, pero un día nos encontramos con la situación de frente y resulta que nuestra pareja sí pensaba tal cuál lo externó, nos sentimos decepcionados y entonces le reclamamos, los dos nos molestamos y entonces no hay disposición de arreglarlo. No tengamos miedo a preguntar, finalmente parte de la idea de estar con una persona es conocerla, aprender y compartir.

4.- Negociar vs ceder. En la etapa del enamoramiento, ceder nos resulta muy fácil pues sólo pensamos en hacer feliz a nuestra pareja, que si se le antojó cenar costillitas, que si prefiere pasar los fines de semana en casa en lugar de salir, que si tiene flojera de lavar los platos, que no tiene dinero porque se fue al concierto con sus amigos y gastó lo que no tenía. Al comienzo de una relación casi todos cedemos de más, peeeero el enamoramiento pasa y entonces nos acordamos que no somos tan hogareños como el otro o que también nos da flojera lavar los platos …y ahora ¿Quién podrá ayudarnos? ¿cómo se lo hacemos saber? ¡Puede pensar que ya no lo quieres y por eso ya no cedes! Entonces decides seguir haciéndolo aunque no quieras, pero la verdad es que esta situación a la larga te desgastará y comenzará a generar problemas más grandes en la relación.

Platiquen con frecuencia la negociación, renueven los contratos, modifiquen todo lo que sea necesario con el objetivo de que los dos salgan siempre beneficiados.

Tomen en cuenta que lo más importante para que la negociación funcione es respetar siempre los acuerdos antes de renegociarlos.

RECUERDA SIEMPRE ESTO:

«Ceder es igual a ganar-perder y negociar es igual a ganar-ganar».

Por eso, negocia hasta en el sexo!!!

3 COMENTARIOS

  1. Hola, los tips fantásticos y no solo aplicables a la relación mujer – mujer, sino mas bien a toda relación, tanto de pareja como laboral o incluso amistad (sucede hasta con amigos cuando se va a pasar un tiempo con ellos)…

    Muy buenos tips aunque creo que me perdí entre el titulo (6 tips) y los que leí (solo 4 :$)

    Muy recomendable, saludos!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here