¿Qué tantos moños te pones para conseguir pareja?

0
477
relaciones de pareja en la edad adulta, pareja gay

Tenía ganas de escribir algo y hacerme el chistosito pero van 3 veces que borro el texto porque no estoy en ese mood y nunca he podido forzarme a algo.
Mmm…  esta palabra “forzarme” creo que me está dando la pauta para empezar a fluir con lo que en realidad siento en este momento.
Recuerdo cuando salía de antro con mis amigos, conocía a alguien y de inmediato sentía mariposas en la panza. No me cuestionaba nada y me enamoraba en 5 minutos. Siempre he sido más bien de relaciones largas. O sea, no me fallaba mucho la intuición al conocer a alguien. Y digo “intuición” porque nunca analizaba tanto lo que me sucedía, no me cuestionaba muchas cosas que hoy sí me cuestiono y que ya no me permiten emocionarme tanto como antes. O quizás sí, pero de diferente manera. En la vida todo cambia y nosotros no somos la excepción.

¿Será que los TONES (30-TONES, 40-TONES, 50-TONES) acumulamos con los años prejuicios, limitaciones y miedos?

¿Pensar más o sentir más? Ese es el dilema.
Aunque en el fondo de todos mis nudos, dudas y confusiones hay algo que me dice: “Las cosas simplemente son cuando tienen que ser”. No tiene caso tratar de forzar una situación o huir de ella. Creo que seguir nuestra intuición es siempre el camino correcto.

Dejar de vivir por miedo a no obtener los resultados que queremos es desperdiciar la vida y menospreciar la sabiduría del Universo.

Los últimos meses del año pasado fueron intensos en mi vida. Emociones, sensaciones y sentimientos desatados generando líos. Sin embargo, eso es maravilloso. De pronto encuentras química con mucha gente, tanto que hasta parecen carreras de relevos. Y bueno, si ninguno de esos encuentros trasciende, sientes que empiezas a caminar en un desierto seco de esperanza. (¡Qué tal el drama!) Ja, ja.
¿Hasta qué punto tiene que ver el que le pongamos tantos peros a las personas y situaciones y debido a eso no consigamos pareja y hasta que punto simplemente debemos aceptar que las cosas suceden cuando tienen que suceder?

¿Qué tanto permitimos que el destino nos encuentre, nos encuere y nos alcance?

Soy más de la idea de que solo llega a nuestra vida aquello que estamos preparados para vivir.

“Si no nos cuestionamos las cosas nos volvemos personas vacías, bobas y poco interesantes. Pero si nos cuestionamos de más, nos perdemos en nuestras propias preguntas y limitaciones”.

La vida es una constante búsqueda. Incluso una búsqueda de la búsqueda. Y en ese camino, todo llega para quienes logran encontrarse a sí mismos antes de esperar encontrar a alguien más.

Entonces digamos que la vida es como una liga que tiene que estirarse y encogerse constantemente por la simple y sencilla razón de que para eso está hecha, de que esa es su naturaleza. Así que ¡perdamos el miedo a ligar! Ja, ja.

“Toda persona se cruza en nuestra vida con una razón específica”. ¡Atrevámonos a descubrirlo!

Vamos a las conclusiones:

Algunos llegamos a engañarnos por el deseo de encontrar el amor y otros no lo encuentras por el miedo a que no sea como esperan. ¡Joder!

La realidad:

«ENCONTRARSE A UNO MISMO ES EL MEJOR DESTINO AL QUE SE PUEDE LLEGAR».

Y es entonces cuando en ese encuentro te topas con alguien en la misma frecuencia y entonces sí, todo puede suceder.

Me encontré con este texto en mi computadora, tiene muchos años, hoy sin duda hoy tengo más claras muchas cosas. Sin embargo, me pareció fresco recordar un poco este tiempo y compartirlo con ustedes.

Como aparece al final de las películas:

Hoy Salvador tiene pareja y llevan 6 años y medio juntos. 3 perros y una gata son sus hijos y forman una familia feliz.
Salvador aprendió a fluir más y sabe que siempre sucede lo mejor para todos porque cada persona hace siempre lo mejor que puede a cada momento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here