7 consejos para evitar el «Mal del Puerco» en la oficina

cansancio, pesadez despues de comer en la oficina

Llegó la hora del lunch, así es, esa hora de comida en la cual puedes compartir con tus compañeros: risas, bromas, enojos, chismes, el horno de microondas, etc.

Pero, después de comer tus sagrados alimentos te viene un bajón, mejor conocido como el ‘Mal del puerco’, sí, ese momento que te da demasiado sueño y en lo único que piensas es en dormir en tu cama; se te cierran los ojos y la silla en la que te sientas es tan cómoda que tu cuerpo se empieza a adormecer.

Nos da sueño después de comer a causa del proceso de digestión que ocurre en nuestro organismo, el cuál demanda que la sangre se dirija a los vasos sanguíneos que se encuentran en el aparato digestivo, es decir estómago, intestinos, páncreas, hígado con el fin de procesar y absorber los nutrientes de los alimentos.

El exceso de grasa en los alimentos que encontramos en platillos empanizados y fritos, etc., el azúcar y/o carbohidratos refinados, que encontramos en bebidas azucaradas, postres, pastas, etc. al ingerirlos provoca esa tan compleja sensación de somnolencia y cansancio muy difícil de lidiar.

Pero. ¿Cómo evitar el mal del puerco?

  1. Incluye proteína en tu comida:Los alimentos ricos en proteínas (pollo, huevo, pescado, res) no estimulan la liberación de la misma cantidad de insulina que los carbohidratos y puede ayudar a evitar la somnolencia postprandial, es decir, el mal del puerco.2.
  2. Menos grasa, azúcar y comida: Evita alimentos fritos, empanizados, capeados, modera tu consumo de aderezos ricos en grasas. Elige preparaciones de fácil digestión como: asados, a la plancha, al vapor, empapelado. Además, siempre que sea posible, prefiere el agua natural y evita bebidas muy azucaradas. Si la porción servida es abundante, come una parte y guarda el resto para comerlo después, este podrá servirte como tu snack de media tarde.
  3. No te saltes el desayuno:Es la comida más importante del día, omitirla sólo provocará que tengamos más hambre y seamos propensos a ingerir grandes cantidades de alimentos a la hora de la comida.
  4. Actívate: Después de comer, una ligera caminata de 10 minutos, ayudará a activarnos y reducirá la somnolencia. Por ejemplo: deja tu coche alejado intencionalmente del restaurant al que fuiste o utiliza escaleras en lugar del elevador.
  5. Tómate tu tiempo: Disfruta tus alimentos, come despacio, ya que comer deprisa hará que nuestra digestión sea lenta, además ingerimos aire que provocará una molesta hinchazón abdominal o gases.
  6. Bebe una taza de té al finalizar: Una taza de té de manzanilla, de menta o té rojo ayudará a mejorar la digestión y evitar malestares gastrointestinales que acentuarán tu somnolencia.
  7. Si tienes oportunidad, ¡duérmete!:el cansancio se acumula durante el día, y si en tu hora de descanso puedes tomar una siesta, hazlo, recarga energía con una siesta que no sea el resultado de una comida copiosa. Y algo importante, duerme sentado o reclinado, nunca acostado, para que no interfieras con el proceso digestivo.

Pues bueno amigos, espero que estos consejos sean de utilidad y no olviden compartirmos para que mas personas vivan mejor, saludables y eviten dormirse en la oficina.

¡Hasta la próxima!

[wysija_form id=»1″]

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here