La visita al doctor… ¿Te ha pasado algo similar?

54
2679
Pareja Gay, Gay Love, Gay Couple, amor gay

Una llamada a mi celular: ¿me puedes acompañar a mi cita con el doctor? Le respondí que sí. Tenía muchas cosas que hacer esa tarde pero no importó. Hay asuntos que son más importantes y no deben esperar, como hacerle sentir que siempre estoy para él.  Quedé de recogerlo a las 6:30pm en una cafetería para poder llegar juntos a la cita de las 6:45pm

Llegamos al hospital y al entrar, mi cabeza regresó hasta mi infancia. Una serie de recuerdos y emociones burbujeaban en mi pecho. Mi bisabuela “Raquel” vivía en la colonia Roma en una casa muy particular que se vendió al hospital de junto cuando ella murió. Justo en ese hospital resultó ser la consulta a la que tenía que acompañar a mi novio.

En cuanto crucé la puerta pude entrar a mis recuerdos de niño y perderme en lo que hoy es una fantasía. Escuché la voz de la enfermera que cuidaba a mi bisabuela, pude recordar el olor a comida que salía de su cocina e incluso, saborear una tortilla recién hecha que siempre me daban para que no diera lata y dejara a la muchacha terminar de cocinar. Con mi taco de tortilla y sal, empecé a contar los mosaicos del piso como lo acostumbraba antes sorprendido del brillo que siempre había en ellos. Esa casa lucía siempre impecable. Tanto, que la visita de los nietos resultaba el mayor de los pecados. Todos corríamos por los pasillos que nos parecían eternos, movíamos las sillas de una mesa muy grande que se llenaba de familia a la hora de la comida y terminábamos escondiéndonos en un jardín central en el que destacaba una fuente con cocodrilos de plástico. Mis recuerdos de ese lugar eran prácticamente como las escenas de las películas que se filman en el Amazonas.

Empecé a escuchar los tacones de mi bisabuela, sus pisadas pausadas y lentas pero escandalosas. Claro, no tanto como los gritos de los bisnietos que creíamos que descubriríamos tesoros dentro de esa casa. Un viento fuerte sopló y voló polvo del piso. En un abrir y cerrar de ojos el pasado se borró y me vi en una salita de espera que olía a alcohol y medicinas. De pronto sentí la mano de mi novio sobre la pierna y me di cuenta que los años habían transcurrido. Todavía un poco confuso escuche la voz de una enfermera que decía amablemente: pueden pasar, la doctora los está esperando.

Entramos juntos al consultorio, cada uno nos sentamos en una silla muy cómoda y la dermatóloga comenzó a hacerle preguntas a quien estaba sentado a mi lado. De pronto sentí como si todo se callara a mi alrededor y entrara al ambiente de una película muda. Entonces observaba detenidamente el parpadeo de los ojos de mi novio, leía el movimiento de sus labios e identificaba el sutil movimiento de su nariz con cada respiración.

Mis recuerdos de niño se mezclaron con el presente pero me hice consciente de que ya había crecido. Esas miradas de complicidad que veía entre mis papás, entre las parejas de adultos, empecé a verlas entre él y yo. El sonido volvió de golpe y mis cinco sentidos regresaron al momento presente. Pude sentir los latidos de mi corazón  latiendo por él. Su cara era lo más familiar en mi vida, en sus ojos yo podía ver lo que él estaba pensando y me di cuenta de una cosa: ya tengo una familia propia. Él, yo, dos perras y una gata esperándonos en la casa.

Me despedí de la doctora agradeciéndole sus atenciones. Él estiró su brazo y de manera muy formal, también le dio las gracias. Salimos del consultorio, nos miramos contentos porque su salud estaba perfecta y no había nada de qué preocuparnos. Nos abrazamos, respiramos profundo y me dio un beso.  Sonreí por dentro mientras cruzaba la calle y veía cómo se iban alejando la casa de mi bisabuela y mis recuerdos de niño.

Crecí, mucha vida ya pasó. El apoyo de mi familia, mis ganas de vivir y mis huevotes por no dejar de creer en el amor, son los causantes de que pueda decir: estoy enamorado. Es más, hoy se que ya lo amo.

Una casa no siempre es un hogar. El amor es quien hace a una familia, no la preferencia sexual.

 

@SalvadorNop

Facebook Page

Youtube

 

MOOVZ.com  La nueva Plataforma y Red Social Gay que es diferente. ¿Ya conoces sus Eventos Online?

 

54 COMENTARIOS

    • Gracias por tu comentario. Yo lo que se es que la realidad es como cada uno nos la creamos. Lo más importante es nunca dejar de creer. Ese es el ingrediente indispensable para poder hacer que las cosas sucedan. En el camino de la vida vamos aprendiendo a ser felicces con nuestra propia realidad.

  1. ¡¡Qué puedo decir…Te amé!! ¡¡A mí también me pasa muy seguido esto que dices, de combinar los recuerdos del pasado con nuestro presente, con el diario vivir, creo que son estos preciosos instantes suspendidos en la memoria del tiempo, los que nos ubican, los que nos llegan como «flashasos» (como en slow motion) y nos abren los ojos a darnos cuenta (ver y al mismo tiempo darnos cuenta) del lugar en el que estamos es justo donde debemos estar. Que el amor se construye con la persona que tienes al lado, con tu familia, con tus amigos (esos de verdad amigos) y sobre todo contigo mismo. Cuando todo está bien, estás sin pensarlo, contruyendo esos otros recuerdos que te servirán para centrarte y para valorarte el futuro, ese futuro que YA estás construyendo. ¡Sencillamente te amé!!

  2. Todo está en el cristal con que se miran las cosas.

    Salvador, que bonita descripción, que hermoso que tengas ese sentimiento y compromiso y que valioso es que viváis una vida plena, feliz y que quieras apoyar nos a todos.

    Personalmente te doy gracias por que formas parte de mi diario caminar, yo amo y fluyo mucho gracias en parte a ti.

    Cuando me encontraba arrastrando la cobija y ensuciando el apellido tu fuerte un pilar fuerte para levantarme.

    Un abrazo fuerte desde la distancia!!

    Federico

    • Fede, muchísimas gracias por tus palabras, le dan sentido a todo lo que hago y es por eso que cada día siento más la necesidad de hacerlo. Caminar juntos de la mano trabajando por sentirnos mejor y sobre todo, por volver a creer. Porque todo existe, es sólo que hemos olvidado cómo conseguirlo. Abrazo enorme.

  3. Salvador. …que puedo decir ante esto, estoy agradecido con el amor con la vida, con la gracia divina por ser quien soy, acababo de leer parte de mí vida, como a muchos otros nos pasa, soy inmensamente feliz con mi familia igual que en el relato, recibe un abrazo

  4. Chava de mi corazón !!! Que te digo tienes una forma extraordinaria de compartir vivencias que nos ponen en sincronía te amo al leerte , verte y sentirte!!! Gracias por la amorosa aportación que eres para la vida de muchos y por crear ya una hermosa diferencia en nuestras vidas !!! Vale la pena vivir esta maravillosa aventura, teniéndote cerca!!! Besos del alma!!!

  5. hay que hermoso, a mi me suele pasar cuando viajo a ver a mis abuelos(de mi padre), y cuando paso a ver la casa de mi abuelo( de mi madre) mis recuerdos de niño combinan el pasado y mi presente, cada uno tiene el don de crear su propia realidad y hacer venir sus recuerdos mas hermosos de su infancia, en el camino de la vida todo suele suceder…..lo mas importante ese camino es encontrar la felicidad para ti y para la familia que tu mismo has forjado.

  6. Que padre Salvador celebro que te sientas enamorado y vive al máximo la experiencia , la vida de pronto nos hace coincidir con personas que de una u otra forma se suman a nuestro caminar y se vuelven parte de el , disfruto mucho tu blog me agrada la forma natural y sin pelos en la lengua con la que abordas los temas, recibe un fuerte abrazo y las mejores vibras para ti y tu novio.

  7. Salvador, excelente tu página. Cuentas cada cosa tan cotidiana, tan cercana tan vivida que al final siempre son vivencias de todos, siempre hay algo que a alguien le pasó. Es reconfortante leer y ransportarse y quedar con una sonrisa grabada en la cara. Muchos éxitos. soy tu fan desde Caracas, Venezuela.

  8. Hola Salvador. Excelente tu página. cada artículo lo escribes y es tan cotidiano, tan real, no dudo que todos se sientan identificados con una frase o algún evento. Me encanta. Mucho ´xitos de un fan desde Caarcas, Venezuela.

  9. Hola Salvador. No conocía de tu blog, y por lo tanto, tampoco de lo bonito que escribes. Fíjate bien, dije » bonito «. Término que alguna vez una ex pareja descalificó señalando mi expresión de cursi, obsoleta….de» güeva » – Se dice «chido» ò » padrísimo» – sugirió. Pensé que tenía razón….por eso y muchas otras cosas, ya no estamos juntos. La experiencia de tu relato hace un paseo por la nostalgia, la infancia y un presente de madurez, amor, claridad y complicidad. Un presente bonito.

  10. Salvador por que siempre me tocas mu corazón al leer cada uno de tus post, no te imaginas la sonrisa que me sacas al verte feliz con tu familia tan hermosa que dios y la vida te ha dado un abrazo y mis mejores deseos siempre y gracias por aceptarme en face. 😀

  11. Me gusta mucho cuando compartes este tipo de escritos. A mi me pasan cosas similares a como las vives tú, con la diferencia de que yo aún no tengo una familia propia (y me encantaría).

    En concreto lo que te quería decir es que tienes esa facilidad para que uno se imagine lo que describes, y me gusta mucho también que nos puedes hacer reír y reflexionar. Yo te sigo desde que eras «El Chavo Nueva Tierra» y de alguna manera he ido creciendo contigo.

    No siempre te comento, pero veo todos tus videos y las cosas que escribes. De hecho cuando escribiste aquel post donde llevaste a tu novio a conocer a tu familia, yo iba viajando en un vivebús leyéndote y se me salieron las lágrimas porque algo así quería yo que sucediera y me imaginaba para una persona que todavía amo profundamente y como te digo, tienes esa capacidad de conmovernos o plasmar cosas con las que uno se llega a identificar.

    Sigue escribiendo como lo haces, que nos aportas mucho a todos.

    Tienes una hermosa familia y

  12. hay es muy linda la historia y aveces eso pasa ame lo de la familia dos perras y una gata ajaja dios fue re lindo em tengo 16 años y amo a mi novio es hermoso y tierno y me salio una rima <3 amo tu pagina aunque no pueda asistir a los eventos porque soy de la Argentina …me gusta tu pagina te quiero mucho besos y abrazos jaja ha saludos desde salta argentina

  13. Es verdad, las cosas pueden ser así, solo es cuestión de actitud, hay corazones heridos, yo creo que todos tenemos corazón herido, pero la diferencia está en no amargarse por eso superar, crecer, madurar y aumentar nuestra capacidad de amar y crear una bella ilusión real

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here