Cuando le presentas a tu familia a tu nueva pareja…

Compartir

Una tarde como todas y un regalo para siempre

Viernes, relajarme y darme cuenta que lo que más amo hacer, hoy es parte de mi trabajo. Entonces, compartir un poco del aire que respiro últimamente, será doble privilegio.

Viendo y sintiendo como poco a poco se van acomodando en su lugar todas las piezas de mi nueva vida, empiezo a disfrutar, a aprender, agradecer y compartir. Despertarse de madrugada con un beso, con el roce de la piel calientita de quien amas, es algo que todos deseamos pero pocos estamos listos para vivirlo. Amanecer en los ojos de alguien y sonreír, callar la alarma del despertador mas de 3 veces para poder hacer el amor y llegar tarde al trabajo, es un regalo del tiempo y un gesto de felicidad que dura todo el día y se comparte con cualquiera que llega a  cruzarse en tu camino.

La vida nos sucede a cada momento, la disfrutamos cuando nos lo permitimos. Soy como soy, romántico y con espíritu de “familia”. Crecí en ese ambiente y hoy lo agradezco infinitamente porque me da la ilusión de crear uno igual para mi. Ver llegar el momento indicado para presentarle a mi familia a quien hoy empieza a ser parte de mi presente y mi futuro, es algo que resuena en cada célula de mi cuerpo y me hace explotar de alegría y de calma. De una paz muy especial. “El aire que todos respiramos a diario es el mismo. Sólo que algunos lo utilizamos para volar y otros tan sólo para sobrevivir”.

Este post va con todo mi amor a dos personas enormes: mi abuelita y mi pareja; mi novio. Hoy me gusta llamarle a las cosas por su nombre porque ya no tengo ningún conflicto con ellas ni estoy peleado con la vida. Hoy uso las “etiquetas” para sentirme feliz y no para limitarme. En mi vida sólo decido yo.

Y como es característico en mi el despiste, un olvido me cambia siempre los planes. Pero invariablemente, resultan mucho mejores a los que yo tenía.

Ayer en la tarde fui a saludar a mi abuelita, una de las reinas de mi vida, y después de platicar un rato con ella, de escucharla un poquito “chipil” y decaída, le dije que no tenía nada de qué preocuparse ni por qué sentirse triste, que todos la queremos. Pero que al igual que su cuerpo, también su mente está un poco cansada, gastada y le juega malos trucos de vez en cuando. Que ella es mucho más que ese cuerpo y esa mente tramposa y que su espíritu debe mantenerse como siempre: alegre, entusiasta, cariñoso, entregado, guapo y jocoso. Ja, ja. De pronto, un mensaje me hizo salir corriendo de ahí. Me fui a recoger del trabajo a quien hace poco se convirtió en todos mis suspiros. Desde hace semanas quería presentarle a mi abuelita pero no veía la forma de hacerlo sin que pareciera precipitado. Pero bueno, pasé por él y la idea era irnos al gimnasio juntos. Llegamos a mi casa a cambiarnos después de pasar un buen rato en el tráfico de la ciudad a la hora pico (6:30pm) y  de pronto… algo faltaba: ¡las llaves! Ja, ja.

Las había olvidado encima de la cama de mi abuelita, entre su almohada azul y su pijama. Ahí vamos de regreso con todo y el tráfico otra vez. Gracias a eso, al fin dos personas tan importantes en mi vida pudieron conocerse. Mi abuelita le dijo: Hola, mucho gusto. ¡Qué pena que me hayas encontrado en estas fachas! Me da mucho gusto conocerte. “Chavita” (porque así me dice ella) ya me ha platicado mucho de ti, de lo contento que está de haberte conocido, de lo bien que se llevan y de lo mucho que se están queriendo. Cuídense mucho, échenle muchas ganas y cuidadito con las tentaciones. ¡Estás muy guapo, eh! Yo los veía y analizaba minuciosamente desde la puerta de la recámara. Ella cariñosa como siempre, linda, simpática, coqueta. Él, todo un hombre sensible y atento, le tomó de manera muy especial las manos y la miró fijamente a los ojos con esa nobleza y ternura que tiene y que a mi me desbarata.  Ese momento se quedará grabado en mi vida para siempre.

Con mi abuelita nunca tuve que decir ni callar nada en mi vida. Ella siempre supo todo de mi. Dice que soy su hijo porque nací un 8 de julio, la misma fecha en que nació uno de sus hijos, el que lamentablemente murió minutos después del parto. Lo curioso es que mi novio es también del 8 de julio. Qué cosas tiene la vida…

Ya camino de regreso a la casa, ahora sí con las llaves, esos ojos tiernos y cristalinos de los que estoy enamorado, se dirigieron hacia mi diciendo: Ojalá tú también puedas conocer pronto a mi abuelita.

A veces se le olvida a la gente darse cuenta que las preferencias sexuales no tienen nada que ver con la calidad del corazón y que la sangre siempre nos llama a reconciliarnos con lo que es nuestro y vive en nosotros.

Hoy no hablé de mi mamá, otra reina en mi vida, porque ella no estuvo en la escena de la tarde. Pero sin duda, muy pronto escribiré para compartir el momento en que ella conozca a este hombre tan especial que hoy escribe conmigo mi historia. DE mi papá también hablaré más adelante. Ese señor y yo siempre nos decimos a los ojos: “Somos la misma pinche cosa”. Ja, ja.

Tener el amor, la confianza, el respeto y el apoyo de la gente que más queremos; de nuestra familia, nos llena de paz, nos da seguridad, nos hace más grandes y nos fortalece el corazón lo suficiente para poder construir con él nuestra propia familia.

Gracias “Vida”, por todo lo que me has dado y lo que me has quitado en su momento, porque gracias a eso soy quien soy hoy y tengo a mi lado a la persona que hoy tengo.

El amor siempre será lo más grande y por lo mismo, siempre será sólo para los fuertes y valientes que saben lo que quieren.

Gracias por leerme y por quedarse con un poquito de mi sentimiento.

take chances

 

@Salvadornunezop

Facebook

Youtube

 

 


Compartir

22 Replies to “Cuando le presentas a tu familia a tu nueva pareja…”

  1. ERICK OLASCOAGA says: 10 marzo, 2014 at 11:47 am

    ES MUY LINDO DESEO QUE PRONTO MI FAMILIA CONOSCA AL APERSONA QUE ME HACE FELIZ

  2. vanydogso says: 13 marzo, 2014 at 4:12 pm

    creo que son de los sentimientos mas extraños y satisfactorios que tienes cuando la persona a la que amas conoce la raiz de tu ser…. pero te hacen sentir maravillado con la vida cunado conviven como realmente una familia….te amo Salvador alejandro…..

  3. Marko says: 13 marzo, 2014 at 4:16 pm

    Que lindo! Ojala pudiera compartir algo así con mi familia lástima que no creo que lo tomarían de la misma manera.

  4. Alan Santana says: 13 marzo, 2014 at 8:04 pm

    ¡Qué abuela! Ya la adoro. Comparto tu filosofía: yo también prefiero una colorada a cien descoloridas.

  5. Soy Lєo⚡ (@jesso05) says: 14 marzo, 2014 at 1:15 am

    Que hermoso es el amor y la vida.

  6. Vero Munoz says: 14 marzo, 2014 at 8:08 pm

    ¡¡Lloré y lloré y llore!! ¡¡Pusiste en mis ojos cada escena, pusiste en mi corazón cada sentimiento, cada gesto en mi memoria …gracias por invitarme a compartir contigo un momento que se queda para siempre, gracias por invitarme a entender, a comprender, a sentir y a amar a las personas que Amo!!!

  7. lujandino says: 19 abril, 2014 at 10:05 pm

    ME ENCANTO!
    Saludos desde Medellín-Colombia apenas te empiezo a leer y me enamoré de tus letras.
    Abrazos! :3

  8. Elishyoun says: 21 septiembre, 2014 at 12:16 pm

    Que precioso relato de un momento tan especial. Muchas gracias por compartirlo Chava.

  9. marco says: 27 enero, 2015 at 3:07 pm

    Te lees super, super, enamorado. Me encantó tu texto. Un abrazo. Espero algun dia tener la fortuna de encontrar a alguien con quien pueda compartir la felicidad de forma similar

  10. Anónimo says: 28 enero, 2015 at 11:50 pm

    Gracias a ti Salvador por.compartir algo hermoso de tu vida 🙂

    1. Anónimo says: 28 enero, 2015 at 11:51 pm

      Soy Javier Puentes

  11. Anónimo says: 29 enero, 2015 at 12:04 pm

    8 de julio de que año sos? Ese dato es curioso y lo pregunto porque quisera saberlo me encanto la energia expuesta aqui!

  12. Miguel ruiz says: 29 enero, 2015 at 11:06 pm

    Todos soñamos con tener un momento así de pequeño pero más significante q todo!!
    Gracias por compartir esos momentos tan especiales para ti, un aplauso para esos hombres de pies a la cabeza!

  13. Rodrigo Gómez says: 18 mayo, 2015 at 3:11 pm

    Gracias por compartir algo tan lindo. 😀

  14. GaryG Sodi says: 18 mayo, 2015 at 10:48 pm

    La verdad que padreee y que Abuelita tan linda tienes!!!! Un fuertetetote abrazooo. De alguna forma tenían que conocerse y que mejor ocasión. Bendiciones para ustedes.

  15. Heriberto says: 10 julio, 2016 at 11:18 pm

    Mi novio y yo nos llamamos igual, curiosamente igual que me padre y que mi abuelo. Ahora que estoy lejos de la ciudad, hablar con mi abuela y que me pregunte por él, que se preocupe si esta comiendo bien o como se siente estando sólo simplemente me derrite, es genial poder compartir mi felicidad con el resto de mis seres queridos.

  16. Anónimo says: 11 julio, 2016 at 1:51 am

    Que bella anécdota. Igualmente para mí, mi abuelita es alguien muy especial. Espero pronto presentarle a alguien

  17. José Luis Molina says: 11 julio, 2016 at 9:01 am

    Magnifica reflexión. Gracias por compartir.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

× ¿En qué te puedo ayudar?