Los Beneficios del Sexo para la Salud. ¡Conócelos!

El cuerpo humano es la máquina más perfecta que existe en este mundo. Cada órgano, cada neurona, cada célula, está diseñado a la perfección y cumple con un objetivo específico para el buen funcionamiento del cuerpo y darnos la maravillosa oportunidad de vivir. Y por supuesto el sexo no es la excepción. Más allá del hecho de servirnos para la reproducción, los seres humanos tenemos algo extra que nos separa de la mayoría de los animales y otros seres vivos del planeta: tenemos la capacidad de sentir.

Así es, los órganos sexuales del ser humano también están diseñados por la naturaleza para dar y recibir placer. ¿Cómo es posible que durante mucho tiempo ciertas sociedades y ciertas religiones nos inculcaron la idea de que el sexo era algo sucio, pecaminoso e inmoral? En muchas especies de animales, el sexo tiene como único objetivo la reproducción. Ellos no experimentan el orgasmo. Pero hay especies animales como los delfines y algunos primates que, al igual que el hombre, también experimentan placer en el acto sexual. Y fuera del placer físico y emocional que genera, el sexo también tiene otros beneficios importantes para el organismo:

Quizá uno de los beneficios más aclamados de la actividad sexual sea la quema de calorías. Se dice que, durante el sexo, quemamos un promedio de 5 calorías por minuto. Si una sesión sexual tiene una duración promedio de unos sesenta minutos (toda la actividad, no solo el acto como tal), pues entonces calculen. ¡A darle duro para quemar toxinas!

El sexo también es benéfico contra el dolor. Se dice que malestares como dolores de cabeza, musculares y hasta golpes y contusiones suelen disminuir con la actividad sexual. Es como un analgésico natural. Esto pone en entredicho aquel célebre pretexto (sobre todo de las mujeres) de negarse a la actividad sexual «por un dolor de cabeza». ¡Justo allí tienen la solución!

El sexo también ayuda a conciliar el sueño. Después de un orgasmo (con mayor frecuencia en el orgasmo masculino), el cuerpo se relaja y puede experimentar un estado de somnolencia. Muchos sexólogos recomiendan el acto sexual o la masturbación como un buen estimulante para el sueño. Claro que esto no debe de ser empleado como un remedio para casos crónicos, pues el cuerpo puede acostumbrarse al orgasmo como único método para dormir ¿y el día que no se pueda? Mejor acudan con un experto en casos severos de insomnio.

El sudor también juega un papel fundamental entre los beneficios del sexo a la salud. El sexo genera esfuerzo físico y calor y esto provoca la sudoración. Pues bien, la sudoración ayuda a limpiar los poros y folículos pilosos de toxinas. Esto ayuda a mantener la piel y el cabello más suave, limpio y brillante.

Generalmente, la práctica sexual va acompañada de besos. Pues estos también juegan un papel positivo en el organismo. ¿sabían que el intercambio de saliva durante los besos ayuda a limpiar los dientes? Estos se debe a que el movimiento de la saliva disminuye el ácido que daña el esmalte dental.

Un enemigo acérrimo que enfrenta el ser humano en la actualidad es el horrible estrés. Pues el sexo es un excelente método para reducir los niveles de estrés al ayudar a relajarnos y generar endorfinas que nos ayudan a liberarnos de la tensión.

Uno de los más beneficiados por la práctica sexual es nuestro sistema inmunológico. Un estudio de la Universidad de Wilkes, en Pennsylvania, Estados Unidos, determinó que la actividad sexual genera mayor cantidad de anticuerpos en el organismo. Las personas con mayor actividad sexual son menos propensos a sufrir bajas en su sistema inmunológico que aquellos que tienen menos o nula actividad.

De acuerdo con un estudio de la American Medical Association, la actividad sexual disminuye las posibilidades de que el hombre desarrolle cáncer de próstata. Eyacular al menos 21 veces al mes, reduce en gran medida los factores de riesgo de padecer esta enfermedad. Esto también incluye la práctica sexual de la masturbación.

En el caso de las mujeres, durante el acto sexual, hay liberaciones importantes de estrógenos. La liberación frecuente de estas hormonas reduce las posibilidades de sufrir osteoporosis, enfermedad tan frecuente en las mujeres, sobre todo después del climaterio. Y es que durante esta etapa y posterior a la misma, es más común que la mujer disminuya su actividad sexual.

El sexo también reduce las posibilidades de un ataque cardíaco. Esto se debe a que el acto sexual tiene un ritmo y efecto muy similar al de los ejercicios de cardio. Esto provoca que el ritmo cardíaco se regule, lo cual nuestro corazón agradece enormemente.

Dejando el aspecto físico del lado, también consideremos los aspectos mental y emocional. El sexo con una pareja amorosa, fortalece vínculos afectivos muy importantes y genera otros más. La complicidad, la confianza y la amistad, que forman parte esencial de cualquier relación amorosa, se fortalecen enormemente en este acto tan íntimo.

En el aspecto psicológico, el sexo nos ayuda a aumentar nuestra autoestima ¿a quién no le gusta sentirse deseado o provocar sensaciones de placer en otro? Esto es un aspecto muy importante en las mujeres. El sexo femenino suele desarrollar muchas inseguridades físicas. Pero crean señoritas que a la hora de la hora, lo que menos le importa a su pareja es la celulitis o esa estría apenas visible en el muslo. Los mismo sucede también en el mundo gay, donde parece que si no eres guapo y fitness fracasaste como homosexual. Es importante cuidar nuestro aspecto por muchas razones, pero a la hora del sexo y cuando la temperatura está muy elevada, y más aún si hay química y un vínculo afectivo, una panza no será impedimento para una buena sesión de sexo. No dejen que su amor propio se base en un abdomen marcado.

Así es que ya lo saben. Olvídense de prejuicios, pretextos y dudas y disfruten de una buena sesión de actividad sexual. Si es en pareja que maravilla. Y si no, también la masturbación es una forma valida de generarnos placer. Lo importante de todo es que siempre se haga con precaución, respeto, responsabilidad y de manera consensuada. Amen su cuerpo y ¡a disfrutar!

Y hablando de salud y libertad… ¡Aparta tu lugar y nos vemos en Zipolite!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here