Que te griten tu precio en una tienda… ¿Qué harías? Ja, ja.

 

Nadie te puede gritar tu precio en una tienda. Hay cosas que no se compran, como el ser feliz siendo quien eres. Eso se trabaja todos los días y se gana con risas y lágrimas. Pero sobre todo, con los años. Hay que nacer con «muy buen gusto» para poder gustarnos, disfrutarnos y compartirnos. Ja, ja, ja.

Facebook

Youtube

 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here