¡Todo lo que tienes que saber sobre la Dieta Keto!

0
422

Hoy en día, hay un gran auge por un estilo de vida más sano en un importante sector de la población. Se habla de muchos métodos y regímenes alimenticios que prometen ayudarnos a tener un metabolismo en optimas condiciones y al mismo tiempo a mantener la línea. Entre las tantas alternativas que la ciencia y le medicina han puesto a nuestro alcance se encuentra la llamada dieta Keto. Algunas celebridades como Jennifer López, Kim Kardashian o Halle Berry, la han popularizado en los medios. ¿De donde viene? ¿En que consiste? Aquí va la explicación:

El nombre de «Keto» viene derivado de la palabra inglesa «ketocenic». Su nombre real en español es dieta cetogénica. No es nueva. El término fue acuñado en 1921 por Russell Morse Wilder (1885-1959), un prestigiado médico y científico estadounidense. El objetivo principal de esta dieta es la creación de «cuerpos cetónicos».

Estos son compuestos metabólicos generados por el organismo como una respuesta a la falta de reservas de energía. Como los carbohidratos son la fuente primaria de energía del cuerpo humano, los músculos recurren al azúcar existente en la sangre. Pero cuando esta azúcar está ausente, los músculos buscan la energía en las reservas de glucógeno, que son los hidratos de carbono acumulados en el organismo. De esta forma se produce una cetosis en el cuerpo. Esto quiere decir que, cuando el cuerpo humano carece de esta azúcar, inmediatamente buscara la forma de generar energía, acudiendo entonces a las reservas de grasa.

¿Que beneficios conseguimos con la dieta keto? Además de una reducción considerable en nuestro peso, este regimen, puede ayudarnos a prevenir el síndrome metabólico y la diabetes. Ambos problemas son generados por el desbalance provocado por la abundancia de glucosa en la alimentación, lo cual mantiene al páncreas liberando insulina y provocando almacenamiento de grasa. Esto con el tiempo hace que el cuerpo desarrolle resistencia a la insulina, aumentando más la glucosa en la sangre. Esta dieta también provoca un crecimiento en las conexiones neuronales del cerebro. Esto puede ayudar a prevenir enfermedades degenerativas neuronales como el Alzheimer. Algunos médicos también le han encontrado beneficios en el tratamiento de la epilepsia.

Ahora vayamos al punto principal: ¿Que comer y que no comer en la dieta Keto?

Recomendado:

Huevo, pollo, pavo, pescado azul (como el salmón o el atún), yogurt, almendras, pistaches, cacahuates, vegetales verdes, hongos y aceites de coco u oliva.

Evita:

Todo tipo de carbohidratos, harinas refinadas, pan, galletas, pasteles, pastas, refrescos, maíz, papas, legumbres, plátanos, cerveza, aceites de canola o maíz, mantequillas y margarinas.

Mira este ejemplo de algunas recetas:

Advertencia: Como toda dieta o régimen alimenticio que se pretenda seguir, siempre debe estar supervisada por un nutriólogo.

Recordemos que algunas dietas no son para todos. Cuando obligas a entrar a tu cuerpo en cetosis, lo estás forzando a que trabaje ante una situación de emergencia. Si padeces alguna enfermedad de los riñones, hígado, páncreas o eres diabetico, esta dieta no es recomendable.

Esta dieta tampoco está recomendada para seguirse permanentemente. Debe de seguirse con el fin de alcanzar objetivos específicos y por un período de tiempo limitado. Si expones a tu cuerpo por mucho tiempo a la cetosis, puedes sufrir una cetoacidosis, es decir, los cuerpos cetónicos bajan el nivel de PH en la sangre, provocando que sea más ácida. Esto afecta a los órganos y puede generar problemas renales, mal aliento, calambres, náuseas y otros problemas aún más serios. Recuerda que nuestro cuerpo necesita glucosa para funcionar. También se puede perder masa muscular, por lo que es recomendable que te asesores con un profesional si estás siguiendo alguna rutina en el gym. Muchos especialistas no la recomiendan para personas con una obesidad mórbida.

Aunque ahora veamos en los medios a las estrellas y otros influencers hablando de esta dieta y otras más, recuerden documentarse e investigar. Todo aquello que sea bueno para el organismo y nos ayude a mejorar nuestra calidad de vida, es bienvenido, pero siempre tenemos que contar con la opinión de un experto. Recordemos que cuidar nuestro cuerpo no es una cosa de moda o vanidad. Es un asunto serio, sobre todo ahora que vivimos en un mundo cada vez más reducido, contaminado, industrializado y sumamente «endulzado».

LECTURA SUGERIDA:

*Jason M. Fields: «La Dieta Keto: Aprende A Utilizar La Dieta Cetogénica Para Perder Libras Y Tonificar Tu Cuerpo». Ed. Amazon Digital Services (2017).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here