La importancia de darte tiempo para ti

la iportncia de darte tiempo para ti, reflexiones
3 min reading time

Darte tiempo para ti…

¿Cuándo? ¿A qué hora? ¡Qué más quisiera! ¡No puedo!

He escuchado a mucha gente responder eso, incluso yo lo he dicho también. Hasta que colapsa mi trabajo, mis relaciones, mi vida entera y me veo obligado a hacer un alto o la vida me lo pone, y ya cuando sucede de esta forma, evidentemente termino angustiado, decepcionado, frustrado y deprimido.

¿Por qué esperar tanto para hacer un alto en nuestra vida cuando sabemos que es indispensable?

Creo que todos hemos tenido momentos de caos y estrés y momentos de desolación total en nuestra vida en los que perdemos todo y en ese lugar oscuro nos preguntamos: ¿qué estaré haciendo mal? ¿por qué me sale todo mal? ¿Por qué la vida me odia?

¿Te sientes identificad@? Sigue leyendo.

Entonces, cuando después de días, semanas o meses nos cansamos de nuestro drama, cuando se nos secan los ojos de tanto llorar, cuando nos acabamos las cajas de kleenex y hasta el papel del baño de tanto sonarnos, mandamos nuestro mundo a la fregada y con la poca energía que nos queda, nos levantamos de la cama, nos preparamos un café o un tesito, metemos el celular a un cajón y nos ponemos una cobija encima para acercarnos al mueble en el que guardamos nuestros libros o música favorita (porque yo todavía guardo CD´s, LP´s y hasta cassettes, no se tú), elegimos algo que nos recuerde un buen momento y nos olvidamos del mundo entero.

O quizás prefieras salirte a caminar por la calle a simplemente observar a la gente, la vegetación, después te metas al cine y te olvides de todo por un par de horas.

Seguramente al salir te habrás sentido mejor, más tranquil@ y si logras seguirte consintiendo, cuidando y apapachando un par de días, ¡de pronto algo mágico sucederá y te llevará de nuevo a la cima con todo y tu cobija envuelta! Entonces te sentirás como nuev@ otra vez, con nuevas ilusiones, esperanzas y hasta bosquejos de sueños.

Ahora…

¿Se te ha ocurrido analizar qué fue lo que sucedió o qué hiciste para que de pronto se acabara la oscuridad, la vida dejara de odiarte y empezaran a colarse rayitos de luz por tu ventana?

Probablemente sí o probablemente no. Pero quienes como yo han atravesado por estos momentos en demasiadas ocasiones quizás ya se dieron cuenta, ya pudieron comprobar una cosa:

“Cuando dedicas tiempo para ti, cuando te cuidas, te quieres y te lo demuestras, cuando sueltas todo, entonces la vida ordena tu caos y, como por arte de magia, todo se resuelve o aparecen nuevas y mejores posibilidades”.

Te vuelvo a hacer la misma pregunta:

¿Cuándo te vas a dar un tiempo y un espacio para ti?

Porque no te confundas, antes que padre o madre, esposo o esposa, hijo o hija, empleado o jefe, eres tú, existes tú y necesitas cuidar de ti.

Es lo que llamamos la “Ley del menor esfuerzo”. Que no es la ley para los huevones, sino para los que saben que en la vida tenemos que aprender a fluir, no a luchar  y que sólo trabajando en uno mismo, la vida puede ayudarnos.

Te comparto también mi Podcast para platicar, compartir y ayudarnos A Vibrar Alto.

Canal en Youtube

Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.